miércoles, 6 de junio de 2018

[Película] Blade Trinity (2004)

Blade Trinity.


Título original Blade Trinity 

Año 2004

Duración 113 min.

País Estados Unidos

Dirección David S. Goyer

Guion David S. Goyer (Personajes: Marv Wolfman, Gene Colan)

Música RZA, Ramin Djawadi

Fotografía Gabriel Beristain

Reparto Wesley Snipes,  Ryan Reynolds,  Jessica Biel,  Dominic Purcell,  Parker Posey, Natasha Lyonne,  James Remar,  Eric Bogosian,  Kris Kristofferson

Productora New Line Cinema / Marvel Enterprises

Género Acción. Fantástico. Terror | Superhéroes. Marvel Comics. Vampiros. Cómic. Secuela

Grupos Blade 



Crítica.


"Now, what's behind Door Number One?"

Durante años, Blade ha luchado contra los vampiros sin que el mundo supiera lo que sucedía en los bajos fondos. Pero ahora, tras caer en las redes del FBI, se ve forzado a salir a la luz del día para unir sus fuerzas con un clan de humanos cazadores de vampiros que nunca supo que existían, los Nightstalkers. Junto a Abigail y Hannibal, Blade sigue la pista de una Antigua criatura que lo está acechando el vampiro original: Drácula.

Escrita y dirigida por David S. Goyer en su segunda producción y en ambas con Snipes, aunque esta sería la última vez.

Esta fue la última película de Blade por New Line Cinema ya que caducaba su licencia y volvía a Marvel. Es habitual exprimir el recurso para sacar la mayor tajada posible antes de perderlo.
En principio, Guillermo del Toro se iba a encargar de esta producción, pero lo rechazó por Hellboy. Después se le ofreció a otros directores pero todos rechazaron, entre ellos Norrington, director de la primera Blade, al que no le gustó el guión.
Al final fue el propio guionista quien tuvo que encargarse de la dirección en una película con muchos problemas. Goyer y Snipes tenían grandes diferencias creativas que acabaron por hacer que este último no le dirigiera la palabra, sólo salía de su camerino para grabar y no interactuaba con ningún miembro del equipo.
Esta es la película en la que menos sale Blade, menos vampiros mata y menos frases dice. Convirtiéndose en uno de los motivos de la enemistad de Snipes y Kristofferson con Goyer y el estudio, otro motivo fue la introducción de demasiados personajes secundarios.

Estos problemas son demasiado grandes como para que no se aprecien en el resultado final. En algunos momentos se nota que Snipes no está cómodo, pero es un profesional e interpreta a un personaje que le ha dado mucho, así que acaba liderando la película a pesar de tener que compartir el protagonismo.
El hecho de que Blade se coma, a nivel de personaje, a todos sus compañeros hace que estos prácticamente sobren en la ecuación. Al final de la producción se puede apreciar que comparten película pero van por distintas ramas. Mientras los compañeros se encargan del que vendría a ser el malo de turno en cualquier otra película de la trilogía, Blade se encarga del verdadero problema que aquí es Drácula. Siendo esta primera parte casi irrelevante debido a que ninguno de los nuevos personajes convencen, nos queda sólo la rama de Blade. De hecho, el único personaje que da un poco la talla es Dominic Purcell como Drácula y sólo por sus duelos con el protagonista.
La falta de experiencia de Goyer como director también queda patente en que, a pesar de ser un buen guionista, no fue capaz de plasmar todo aquello que pretendía. Muchas de las ideas que propone acaban cayendo en saco roto al no saber cómo darle importancia sin quitársela a otros elementos esenciales.

Añadido: Tenía ganas de ver qué pensaría del papel de Ryan Reynolds después de ser Deadpool, la verdad es que más o menos va por la misma línea y es el causante de todo el humor que no genera Blade.

Esta película no es el fin que merecía Blade, una entrega como las anteriores habría sido preferible a esta. Hay demasiados personajes secundarios que requieren de tiempo y no llegan a cuajar, el fan de Blade se pasa la película viendo las idas y venidas de sus compañeros mientras el protagonista va directo al grano. La película no es un desastre pero sí deja ver muchas carencias en el guión y la dirección de Goyer, lo poco que sale Blade es lo que evita la catástrofe. Mi nota es un 4. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario